Estética Médica

Gracias a los muchos avances científicos realizados el siglo pasado en el campo de la salud, hoy en día las personas hacen sus vidas más largas y saludables. Sin embargo algunas situaciones como el daño generado por el ambiente, el proceso natural de envejecimiento o la preocupación por el buen semblante del aspecto físico las lleva a buscar alternativas basadas en la ciencia que mejoren su apariencia.

El portafolio de Allergan en estética refleja el encuentro perfecto entre la ciencia y la estética.  Ofrecemos un portafolio de productos faciales que incluye productos de relleno dérmico y productos bajo prescripción médica para el cuidado de la piel.

Es por esto que somos líderes mundiales con un producto desarrollado a base de la Toxina Botulínica Tipo A para combatir arrugas e hiperhidrosis; una revolucionaria y completa línea de rellenos faciales con ácido hialurónico; un procedimiento exclusivo que combina los tratamientos de rejuvenecimiento facial anteriormente mencionados; una amplia línea de implantes mamarios de gel de silicona con la más amplia gama en la industria (con más de 600 opciones en formas redondas y anatómicas) para las mujeres que buscan aumentar o restaurar la forma de sus senos. Por último, una reciente adición al portafolio de productos que fomenta el crecimiento, volumen y oscurecimiento de las pestañas, disponible en México, Brasil, Argentina,  Chile y próximamente junto con otras partes del mundo.

Además de contar con un sólido portafolio de productos, Allergan continúa revolucionando el mercado con sus iniciativas en el área de Investigación y Desarrollo al servicio de la salud, la belleza y el rejuvenecimiento a través de pilares de educación, apoyo y asesoramiento dirigido a médicos y pacientes.

Indicaciones

Toxina Botulínica Tipo A

Allergan desarrolló la Toxina Botulínica Tipo A que cuenta con indicaciones terapéuticas y estéticas aprobadas.

La Toxina Botulínica Tipo A  es el producto más conocido, utilizado  y estudiado para indicaciones cosméticas en el mundo. A la fecha la  Toxina Botulínica Tipo A  producida por Allergan suma más de 21 años de experiencia clínica y cerca de 2,300 artículos publicados en revistas médicas especializadas.

Las características de la Toxina Botulínica Tipo A  la hacen única, ya que se trata de un  producto biológico, condición que  impide su comparación directa con otras marcas disponibles en el mercado.

En el área estética, la Toxina Botulínica Tipo A está indicada para el tratamiento de líneas faciales hipercinéticas, es decir, las arrugas dinámicas formadas por la acción de los músculos en la mímica facial y, generalmente, visibles solamente con el rostro en movimiento.

Para el control de las líneas faciales hipercinéticas la Toxina Botulínica Tipo A es inyectada directamente en el músculo responsable de la formación de la arruga, causando su relajación temporal y confiriendo al rostro una apariencia más suave, rejuvenecida y agradable. De esta forma, se  atienden  las arrugas dinámicas  existentes y se previne la formación de nuevas, mediante la re-educación de la mímica facial.

La aplicación de la Toxina Botulínica Tipo A es un procedimiento sencillo y rápido, cuyos efectos son visibles en el corto plazo, de allí que este tratamiento temporal, sea desde hace más de una década, el procedimiento no quirúrgico más solicitado por los pacientes.

Transpiración excesiva

La Toxina Botulínica Tipo A, también puede ser utilizada como tratamiento para controlar la hiperhidrosis, que es una condición caracterizada por una sudoración excesiva, principalmente en zonas como las manos, axilas y pies. Situación que  impacta de manera significativa la calidad de vida de las personas.

De acuerdo a los pacientes, la hiperhidrosis afecta su vida en diferentes aspectos:

  • El impacto del 68% para conocer gente nueva
  • El impacto del 55% en las relaciones personales
  • Limitación de un 58% en el lugar de trabajo
  • El impacto del 39% en la eficiencia en el trabajo
  • El impacto sobre la confianza del 72%i

Ácido Hialurónico

El Ácido Hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el organismo, presente principalmente en la piel. Su función es la de retener agua, aportando hidratación y volumen. Con el proceso de envejecimiento, esta sustancia se degrada y el organismo disminuye su capacidad de reponerla. El resultado es la pérdida de volumen, contorno y la aparición de arrugas estáticas que dan al rostro una apariencia envejecida y cansada.

Los rellenos de Ácido Hialurónico producidos por Allergan cuentan con una exclusiva e innovadora tecnología de fabricación, lo que resulta en un gel altamente maleable y resistente a la degradación por enzimas, que proporciona resultados más naturales.

Estos productos  tienen indicación para remodelar formas y contornos del rostro y labios, ofrecer volumen en las áreas modificadas por el proceso de envejecimiento, o simplemente para rellenar surcos y arrugas estáticas, es decir, las arrugas más profundas y visibles con el rostro en reposo.

Si bien el relleno facial para el rejuvenecimiento facial puede hacerse con 2 tipos de sustancias: permanentes y absorbibles, se recomienda el uso de tratamientos temporales ya que el proceso de envejecimiento es un proceso dinámico, por lo que utilizar una sustancia permanente  limita las posibilidades de perfeccionamiento, lo que no pasa con las  sustancias absorbibles como el ácido hialurónico, que se absorben totalmente por el organismo después de determinado periodo de tiempo, ofreciendo flexibilidad para hacer los ajustes necesarios.

Toxina Botulínica Tipo A + Ácido Hialurónico

En la búsqueda por lograr los mejores avances en la medicina y crear los mejores tratamientos, Allergan desarrolló un tratamiento que une los componentes de la Toxina Botulínica Tipo A y Ácido Hialurónico. Esta técnica innovadora combina métodos líderes en rejuvenecimiento facial. Es un procedimiento médico, no quirúrgico, que combina estos dos tratamientos en un solo procedimiento.

El objetivo del tratamiento es trabajar sobre el rostro de manera integral, actuando simultáneamente en las múltiples señales de envejecimiento con el fin de atenuar las arrugas estáticas y dinámicas, redefinir contornos y reponer el volumen facial para ofrecer al paciente una apariencia más natural, rejuvenecida, duradera y altamente satisfactoria.

Este tratamiento está totalmente en línea con las nuevas tendencias de rejuvenecimiento facial, ya que actúa con un enfoque global y tridimensional que considera las 3R’s del rejuvenecimiento facial: Relajación muscular, Redefinición de contornos y tratamiento de arrugas estáticas y Reposición del volumen de áreas alteradas por el proceso de envejecimiento facial.

La viabilidad y resultados satisfactorios obtenidos con estos procedimientos  que pueden realizarse en un consultorio médico con un periodo de recuperación mínimo,  ha colocado a los tratamientos con Toxina Botulínica y ácido hialurónico,  como los preferidos por los usuarios.

De acuerdo con los resultados de la más reciente encuesta de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica (ASAPS, por sus siglas en inglés) durante 2011 se realizaron en Estados Unidos más de 4 millones de aplicaciones de Toxina botulínica Tipo A y cerca de 1.6 millones  de personas recurrieron a la aplicación de relleno facial con ácido hialurónico.  Procedimientos que desde hace más de una década ocupan los dos primeros lugares de preferencia en tratamientos temporales no invasivos  de rejuvenecimiento facial.

Alargamiento de pestañas

Allergan firme en su compromiso de ofrecer soluciones estéticas y de salud para sus pacientes, desarrolló el primer y único tratamiento para el crecimiento de las pestañas. No es una máscara o cosmético, sino un tratamiento médico bajo prescripción que actúa verdaderamente en el folículo piloso, proporcionando un cambio real en las pestañas, haciéndolas más largas, oscuras y gruesas, de manera natural.

 

i Lowe N, Campanati A, Bodokh I, Cliff S, Jaen P, Kreyden O, Naumann M, Offidani A, Vadoud J, Hamm H. The place of botulinum toxin type A in the treatment of focal hyperhidrosis. Br J Dermatol 2004; 151(6): 1115-22.