Alternativas en Casos de Sobrepeso y Obesidad

Allergan está comprometida a proporcionar a los pacientes el alcance de un peso saludable, teniendo a su vez un estilo de vida activo. Durante los últimos 50 años, la obesidad ha estado aumentando a un ritmo alarmante, al punto en que  actualmente es reconocida por las principales autoridades de salud como una enfermedad. En el mundo, aproximadamente 1.500 millones de adultos tienen sobrepeso de los cuales la tercera parte padecen de obesidad1.

La Organización Mundial de la Salud utiliza el índice de masa corporal (IMC) para clasificar el sobrepeso y la obesidad. El cálculo se realiza de la siguiente manera: el peso de la persona en kilogramos, dividido por el cuadrado de la altura del individuo (kg/m2).

Tabela 1. Clasificación de la obesidad, según el índice de masa corporal (IMC) y riesgo de enfermedad (Organización Mundial de La Salud).

IMC (kg/m2)
Classificação
Grau de Obesidade
Risco de enfermidade

<18,5

Delgadez

0

Elevado

18,5-24,9

Normal

0

Normal

25-29,9 

Sobrepeso

I

Elevado

30-39,9

Obesidad Severa

II

Muy elevado

>40,0

Obesidad Mórbida

III

Muchísimo elevado

La obesidad es causada por factores genéticos, trastornos metabólicos, problemas físicos y psicológicos, consecuencias de estilo de vida y mala nutrición. Millones de personas que padecen de obesidad y sobrepeso empiezan su dieta con una alimentación balanceada, ejercicios en el gimnasio y el consumo de medicamentos; en algunos casos se considera necesaria una intervención quirúrgica o no quirúrgica para obtener mejores resultados. La cirugía es otra alternativa altamente viable para aquellos con Índice de Masa Corporal (IMC) de al menos 30, que tengan alguna condición relacionada a la obesidad.

Allergan ha realizado grandes esfuerzos para contrarrestar la creciente epidemia de obesidad con un portafolio de dispositivos médicos innovadores para contribuir a la pérdida de peso, reduciendo los riesgos de salud asociados con la obesidad y ayudando a los pacientes a cumplir sus objetivos para alcanzar y conservar una vida sana. En Latinoamérica el portafolio de Allergan incluye un sistema de Balón Intragástrico -método no quirúrgico que ofrece la posibilidad a pacientes obesos de perder entre el 12% y 15% de peso en seis meses – además de la banda gástrica ajustable.

Pero, como es una enfermedad crónica, siempre es esencial el apoyo de un equipo multidisciplinar en cualquier tratamiento sugerido para la obesidad.

El sobrepeso y la obesidad tienen consecuencias graves de salud en el corto, mediano y largo plazo, por lo cual Allergan está comprometida con los programas de prevención a nivel mundial. La compañía trabaja activamente en el desarrollo de la próxima generación de productos y tecnologías capaces de proporcionar tratamientos más saludables y menos traumáticos a largo plazo.

Indicaciones

Balón Intragástrico – Orbera™

Indicado en algunos países de Latinoamérica para pacientes con IMC por arriba de 27 km/m2, y en otros países solamente con IMC por arriba de 30 km/m2, el balón diseñado y desarrollado especialmente por Allergan es una intervención no quirúrgica, que se inserta y se retira del estómago del paciente a través de una endoscopia, bajo sedación. Dicho Balón se rellena con una cantidad de 400 a 700 ml de suero estéril y azul de metileno, en un procedimiento que dura 20 minutos aproximadamente.

Este producto proporciona la sensación de saciedad debido al volumen que ocupa en el estómago. Su permanencia en ese lugar puede ser hasta de seis meses, tiempo en el cual el paciente pierde un 12% de su peso inicial. En caso de que el nivel de obesidad del paciente sea muy elevado, se puede insertar un nuevo balón dejando un intervalo de un mes después de que el primero es retirado.

Banda gástrica ajustable – LAP Band™

Éste tratamiento está indicado para la reducción de peso en pacientes con obesidad con un Índice de Masa Corporal (IMC) de al menos 40 kg/m2 o 30 kg/m2. Está diseñado para uso en pacientes adultos que han faltado a dietas de pérdida de peso más conservadoras como la dieta supervisada, el ejercicio y programas de modificación de conductas alimenticias. Los pacientes que toman la opción de someterse a la cirugía deben asumir el compromiso de aceptar los cambios significativos que se generarán frente a los hábitos alimenticios por el resto de sus vidas.

No todos los adultos pueden acceder a este tipo de tratamientos, ya que existen candidatos a la cirugía que padecen de enfermedades inflamatorias o cardiopulmonares, condiciones gastrointestinales de bajo nivel, síntomas o antecedentes familiares de enfermedad autoinmune, cirrosis, entre otras, que no les permiten cumplir con los requisitos para ejecutar la cirugía.

La Banda gástrica ajustable es un implante que genera cambios a largo plazo. En el proceso puede ser requerido una cirugía alterna dependiendo de los avances que el tratamiento vaya registrando. Las reacciones adversas que puede generar la inclusión de la banda en el estómago pueden ser las mismas de una cirugía. Como efectos secundarios se puede nombrar el deslizamiento de la banda, la erosión y deflación de la misma, reflujo, obstrucción del estómago, dilatación del esófago, infección o náuseas y vómitos. En caso de divisar algunos de estos efectos se puede requerir una segunda intervención quirúrgica.

 

  1. OMS Obesidad y Sobrepeso. www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/. Consultado en febrero de 2012.