Riesgos y Beneficios de Nuestros Productos

Riesgo vs. Beneficio

El medicamento adecuado, para ciertos pacientes, trae consigo mejoras significativas en las condiciones generales, en las enfermedades o en el estilo de vida. Sin embargo, los médicos entienden que los productos no están exentos de provocar riesgos, que deben ser evaluados clínicamente y sopesados con cautela, frente a los beneficios potenciales del producto, con el fin de priorizar la seguridad del paciente y optimizar el resultado.

Como compañía multi-especialista líder en el cuidado de la salud, invertimos importantes recursos en la evaluación del Perfil de Riesgo / Beneficio de cada uno de nuestros productos, antes y después de llevarlos al mercado, desarrollando las etiquetas de los mismos y educando a los médicos para que enseñen a sus pacientes sobre cómo sopesar los riesgos y beneficios de los tratamientos y determinar cuál sería el más adecuado. Como paciente, usted tiene un papel muy importante en la educación de sí mismo, al momento de conocer las opciones de tratamiento disponibles y de discutir con su médico sobre dichas alternativas  y los riesgos que pueden acarrear.
 

Prácticas Empresariales Responsables

Muchos factores son tomados en cuenta al momento de evaluar el Perfil de Riesgo / Beneficio de un producto. Durante los ensayos clínicos, los protocolos de estudio son revisados por la compañía y los comités de revisión independientes, con el fin de asegurar que un producto está aceptablemente diseñado para entrar a la etapa de desarrollo, que está basado en ciencia médica y que comunica a los participantes del ensayo clínico los posibles beneficios y riesgos, antes de que se firme cualquier acuerdo.

Además, existe una cuidadosa supervisión de la seguridad de los individuos que participan en la realización del estudio. Una vez que los resultados de los ensayos son entregados, Allergan evalúa el beneficio proporcionado por el tratamiento, en el contexto del riesgo al que fue expuesto. De igual manera, se incluye la consideración de terapias actualmente disponibles, para tratar la enfermedad en estudio. También, es importante que los riesgos y beneficios sean comunicados apropiadamente por medio de la etiqueta de los productos y/u otra información para médicos y pacientes.
 

Etiqueta del producto

La etiqueta de un medicamento es una herramienta que ayuda al médico a determinar si los riesgos de un tratamiento particular son mayores a sus beneficios y si un producto de Allergan es, en última instancia, el más adecuado para un paciente. La creación de la etiqueta se hace en colaboración con agencias regulatorias tales como la FDA (Estados Unidos) y las autoridades de otros países, en un proceso que involucra a varios departamentos de Allergan, tales como  Investigación y Desarrollo, Control de Calidad, Asuntos Regulatorios y varios comités. Estos últimos evalúan los ensayos clínicos y que están encargados de proporcionar a los médicos información precisa y una guía actualizada sobre el perfil del Riesgo / Beneficio de un producto.

Además de detallar los usos de un medicamento o sus indicaciones aprobadas, la etiqueta ayuda al médico a definir los riesgos potenciales del tratamiento para el paciente, incluyendo contra indicaciones, advertencias de posibles efectos secundarios graves asociados al uso del producto y una lista de efectos adversos observados durante el proceso de estudio del tratamiento. En esencia, la etiqueta es un análisis de seguridad que ayuda a los médicos a tomar decisiones, con respecto al tratamiento de sus pacientes.

Una vez que un producto se encuentra en el mercado, nuestra responsabilidad de seguridad no termina; aún queda la posibilidad de realizar cambios a la etiqueta si existe información adicional después de que el producto esté en uso. Las actualizaciones de la etiqueta de un producto se hacen desde el monitoreo continuo del perfil de seguridad del medicamento, una vez que sale al mercado, lo que complementa la información obtenida en el registro de los ensayos clínicos.
 

Una decisión personal

Sopesar los beneficios y riesgos de un medicamento es un ejercicio personal que debe hacerse con el acompañamiento del médico. Cada decisión acerca de un tratamiento será única, ya que la relación riesgo / beneficio de un producto médico puede variar de paciente a paciente. Algunos pueden preferir vivir con su enfermedad o condición y deciden dejar el tratamiento, evitando la posibilidad de contraer los efectos secundarios, mientras que otros pueden definir los riesgos como aceptables, pues consideran la posibilidad de mejorar su enfermedad o afección con el tratamiento.

Además, el paciente puede considerar como aceptable el riesgo de ciertos efectos secundarios, si el producto es el único disponible para tratar determinada enfermedad. Sin embargo, en otros casos los pacientes podrían considerarlos inaceptables y el médico informaría si hay otras opciones de tratamiento disponibles. Nuestra responsabilidad consiste en proporcionar a los pacientes productos seguros de alta calidad, suministrando la información sobre sus riesgos y beneficios. Es una responsabilidad que se toma en serio y se refleja en cada función de nuestro negocio, facilitando el acceso a la atención médica que los pacientes merecen.